Hola de nuevo aquí venimos a escribir otro tiky-consejo al loro con los sistemas eléctricos de baja tensión, no nos engañemos, va os dejo que lo leáis y ya me contáis.

Aunque es más común escuchar acerca de la importancia y mantenimiento de los sistemas eléctricos de alta tensión, también existen aquellos de baja tensión e igualmente tienen una función importante.

¿Cómo se definen los sistemas eléctricos de baja tensión?

Los sistemas de baja tensión son  aquellos en los que se utilizan tensiones alternas de valor eficaz entre 50 V y 1000 V; o también pueden utilizarse tensiones continuas entre 75 V y 1500 V. Éste tipo de sistemas eléctricos son fundamentalmente utilizados para la conversión de la energía eléctrica en otra forma de energía, puesto que un importante número de receptores eléctricos están diseñados para el funcionamiento a baja tensión. Todas las instalaciones de baja tensión se sustentan con corriente alterna, usualmente a tensiones eficaces de 220 V en las monofásicas y de 380 V en las que son trifásicas. No obstante, se hallan partes de las instalaciones que utilizan corriente continua o corrientes con formas de onda especiales, para fines que son específicos, tal es el caso del control de motores u otros tipos de receptores.sistemas eléctricos de baja tensión

Siguiendo con la linea anterior sobre el articulo de riesgos de los arcos electricos

Por éste motivo, las instalaciones receptoras de los consumidores de energía eléctrica son de baja tensión. Por lo general, son trifásicas las instalaciones cuya potencia supera los 15 kW o cuando siendo aún menor, existen receptores trifásicos, mientras que las instalaciones domésticas suelen ser monofásicas, siempre que no tengan algún receptor trifásico, como equipos de aire acondicionado de cierta potencia u otro aparato que requiera una potencia mayor, se debe de nos descuidar el manteniento eléctrico.

Muy Baja Tensión de Seguridad o Pequeña Tensión de Seguridad

 

Dentro de los sistemas eléctricos de baja tensión, se encuentran también aquellos que son considerados de muy baja tensión de seguridad, entre ellos se categorizan aquellos que son menores de 24 V en lugares húmedos y de 50 V en lugares secos no conductores.  Éste tipo de instalaciones son utilizados en los casos de uso de aparatos con aislamiento funcional solamente, que deban ser utilizados en localizaciones de mucha conducción, como por ejemplo en depósitos metálicos, calderas, hornos, etc. La potencia de estos sistemas suele ser baja, a niveles inferiores a 10 kW.

En éste caso, mientras menor sea la tensión del sistema eléctrico, mayor seguridad habrá para su utilización, y por ende el conocimiento de quienes manipulan éste tipo de sistemas no requiere de mayor especialidad ni sistemas de protección; sin embargo, la recomendación sigue siendo el ser prudente al momento de tener contacto directo con la instalación tomando todas las previsiones pertinentes.